Regala este curso por 24,99€ usando el cupón: mamatijeras

Regala este curso por 24,99€ usando el cupón: mamatijeras

Que viene el Olentzero

Estas son las primeras Navidades de mi niña en mi “casa”, en estos momentos estamos vestidas de caseritas y nos vamos a ir a cantar al Olentzero.

Que viene el Olentzero

Todos los años con la escuela hacíamos el desfile por todo el pueblo con una sábana grande que sujetaban “los mayores” para atrapar el dinero que nos echaban por las ventanas.

Ensayábamos los últimos 20 minutos de clase, nos poníamos en el gimnasio de la escuela por filas, por cursos, con nuestro papelito y como si fuéramos un gran coro teníamos que leer y cantar.

Y cantar bien alto…

Más alto que las demás escuelas e “ikastolas” para que nos dieran más dinero, nuestro aguinaldo.

A mí entre tanta multitud no me daba vergüenza cantar, pero eso de pararme delante de una pareja con alguna amiga y ponerme a cantar con la mano fuera para conseguir alguna peseta, sí porque en aquella época eran pesetas me daba mucha vergüenza.

Pero me encantaba ponerme en frente del Belén y del árbol de mis abuelos y de mi “aitonas” y cantar..en este caso me daban algún billete que guardaba durante todo el año.

Son tantos los recuerdos bonitos que tengo, a pesar del frío, las manos congeladas… que estoy muy contenta de que mi niña esta año pueda conocer esta tradición  y le cante al Olentzero.

A ver me va hacer lo que hace en casa medio tararear con una sonrisa pero sé que será desde ya un recuerdo para ella y para mí, que el año pasado pasé las Navidades en Italia y me apetece vestirme de caserita.

La última vez que lo hice estaba embarazada de ella, ¡qué de recuerdos!

Recuerdo también todas las canciones …ay os dejo con la canción:

¿ Y quien es el Olentzero? Es quien nos trae los regalos de Navidad, en mi casa nunca ha existido Papá Noel. Ese es el de las películas, el mío es real y se llama Olentzero 😉 aún creo que en él y espero que me traiga uno de los regalos de mi lista de deseos.

En principio el Olentzero es un carbonero mitológico con el que se celebra la llegada del invierno, vivía aislado de todo el pueblo y sólo salía para anunciar el invierno y la Navidad que coincidía con el periodo de la nueva temporada.

Con el paso del tiempo se fue adaptando a las tradiciones y empezó a traer regalos para los que se portaran bien y carbón para los que no lo habían hecho.

Suscríbete al Boletín del Domingo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *