Regala este curso por 24,99€ usando el cupón: mamatijeras

Regala este curso por 24,99€ usando el cupón: mamatijeras

Piedras en el riñón en el embarazo

En la primera consulta que tuve con la ginecóloga hablamos de mi historial médico y le comenté que tengo hecho una litroticia extracorporea por ondas de choque para romper un cálculo en el rincón, vamos una de estas piedras en el riñón que suelo hacer con frecuencia.

Me comentó que las piedras en el riñón suelen ser un síntoma más, teniendo antecedentes sobre todo, durante en el embarazo y que como no se puede tomar nada para no perjudicar al bebé, me dio unos sobres para hacer mi orina aún más líquida y evitar que las tóxinas hicieran piedras, te cuento que sobres son enseguida.

Se supone que tenía todas las papeletas para que me pasara pero no me paso. Así que si tienes antecedentes no tengas miedo que no te tiene porque pasar, eso sí veamos un poco en profundidad que son esto cálculos renales.

Piedras en el riñón

En mi caso particular,  mis cálculos son de “oxalato de calcio” que en general la mayoría los tiene así pero hay distintos tipos. Y estos tipos dependen de la causa del problema.

  • Cálculos de oxalato cálcico (75%)
  • Cálculos de magnesio, amonio y fosfato cálculos infecciosos, ya que aparecen en relación con una infección urinaria (10%) pero no son los más comunes.
  • Cálculos de ácido úrico (5%)
  • Cálculos de fosfato cálcico (5%)
  • Cálculos de cistina (menos del 1%)

Para saber que tipo de cálculo es, tienes que tener la suerte de que al filtrar la orina expulses un pedacito lo bastante “grande” para que pueda ser analizado, o ese fue mi caso.

Las causas pueden ser varias, en mi caso, predomina la herencia, la genética, pero puede ser por beber pocos líquidos (agua sobre todo), falta de ejercicio, una mala alimentación, etc.

¿Cómo se forman las piedras en el riñón?

Las sustancias que participan en la formación de los cálculos son componentes de la orina, que en situaciones normales son expulsados en forma diluida por el organismo por medio de los riñones.

Entre estas sustancias se incluyen el calcio, el fosfato, el oxalato (sal del ácido oxálico), el ácido úrico y la cistina. Si la concentración de estas sustancias en la orina es tan elevada que no se disuelven, se cristalizan en partículas sólidas. Como consecuencia, y en función de la concentración de la orina, se depositan cada vez más capas sobre el cristal precipitado, de modo que se forman cálculos en continuo crecimiento.

De ahí la importancia y el remedio que todo médico te da, beber mucha agua y caminar, moverte. El agua ayuda a que la orina no se concentre y evita que  se creen los cálculos. El moverte hará que todo fluya y no se quede ninguna piedrita por ahí escondida.

Estando embarazada, la ginecóloga me dio unos sobres que se supone que me ayudarían a diluir mejor la orina, el componente de estas bolsas era magnesio. El magnesio es un inhibidor natural de la formación de estos cálculos, asique si ves que te dan magnesio que no te parezca raro porque es lo correcto.

Así que si estás embarazada y tienes antecedentes de piedras en el riñón, háblalo con tu médico, en mi caso los sobres de magnesio funcionaron pero esto es algo que te tiene que prescribir un médico que te pedirá un análisis de sangre para valorar sus niveles.

De hecho, mi médico me lo recetó también para controlar las últimas contracciones del último mes, esas de la tripa dura y muy rápidas, con la toma del magnesio fue todo mejor.

Aún así existen alimentos que tienen mucho magnesio sin tener que tomar ningún tipo de suplemento:

Alimentos ricos en magnesio (más de 100mg/100g):

  • Cereales integrales y derivados, harina integral
  • Salvado
  • Copos de avena, harina de avena
  • Arroz integral
  • Verduras verdes
  • Semillas de sésamo, semillas de girasol
  • Frutos secos
  • Alubias
  • Guisantes

En mi caso me gustan mucho los guisantes que los hago con jamón como guarnición o con huevos escalfados para cenar y quedan muy ricos.

¿Y tú tienes piedras en el riñón? 

Suscríbete al Boletín del Domingo

Comments

  1. 1

    Cuestion de madres says

    Yo no he tenido nunca piedras en el riñón pero sí que he sufrido muchos cólicos nefríticos por otro problema y ufffffffffff… en la semana 32 de mi primer embarazo me tuvieron ingresada por uno.. menos mal que todo fue bien.
    Me alegro que haya algo para evitar las piedras en las que sois propensas.. todo lo que sea prevenir viene bien

  2. 7

    says

    Uf! No, no me ha pasado, lo único relacionado con los riñones ha sido infección de orina… Pero, vamos, tomo nota de lo del agua y caminar bastante. Un besote!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *