Regala este curso por 24,99€ usando el cupón: mamatijeras

Regala este curso por 24,99€ usando el cupón: mamatijeras

Dos meses después 

Han pasado dos meses desde que dejamos Italia.

El tiempo pasa rápido para todos,  no sin dejar huella y consecuencias.

La adaptación está siendo muy diferente para cada miembro de la familia. 

De los tres, irónicamente a mí es a la que más le está costando. 

Volver a casa después de 6 años no está siendo fácil.

Por un lado, tengo el vacío de mi experiencia vivida allí. Hay una parte de mi que no recuerda, no quiere recordar y siente que nunca ha estado en Italia.

Sin embargo, Italia, me ha dado lo que más quiero en mi vida: mis hijas y mi marido.

Estoy aquí y siento que no me he ido salvo porque me miro en el espejo y veo una mujer muy cambiada. No sólo físicamente  , sin mis rizos y con un rostro lleno de pecas y manchas que ya denotan mi verdadera edad. Y digo verdadera por eso de que siempre he aparentado menos a los que tengo. 36 años. Sino que también porque mi carácter ha cambiado.

Pero este blog, este blog que empezó como un hobby para distraer mi mente de lo negativo y centrarme con una sonrisa en lo positivo, me sirve para recordar y valorar que pasito a pasito todo llega. De no rendirme.

Y es que la adaptación nos está afectando a todos de forma distinta. 

Mi piccola ojazos ha empezado su primer año de infantil teniendo que aprender dos idiomas nuevos: euskera y castellano. Lo duro para ella es la impotencia de que no la entienden muchas veces. Su léxico en italiano es amplio y le gusta hablar tanto. Asique está siendo un poco complicado pero aprende rápido. 

Y es muy emocionante escucharla decir te quiero mucho. Los sentimientos dichos en mi lengua materna tienen un impacto mayor en mi que si me lo dice en italiano. Es un pequeño detalle pero escúcharla hablar mi idioma me ayuda en esta nueva etapa.

Por otro lado, las rabietas, lloros y gritos de estos últimos meses me han tenido preocupada pensando que era todo por el cambio. Pero creo que las rabietas que está teniendo probablemente las hubiera tenido allí también. Eso sí, no sé cómo hacerles frente y no sé cómo actuar asique en este aspecto no tengo consejos que dar sino oídos para escuchar.

Pierdo la paciencia muchas veces con ella.  Espero que de aquí a Navidad vuelva a reinar la serenidad en mi hogar.

En cuanto a mi marido, que es quien en esta ocasión como ya lo hice yo anteriormente, lo ha dejado todo, es quien menos parace que esté sufriendo el cambio. Siempre me dijo que sería así y así está siendo. Siempre me dijo que tomaría la decisión cuando fuera el momento y así lo hizo. Y es quien sigue día a día luchando conmigo a mi lado.

En cuanto pueda organizo una cena de dos y nos damos un poco de tiempo para nosotros dos solos. Tiempo para relajarnos, divertirnos, desconectar … tan necesarios para seguir siendo positivos y cargar las pilas.

Pilas que nos carga nuestra piccola sonrisas. Nuestro bebe de casi 4 meses es la alegría de la casa. Es amor puro … es felicidad sincera… es junto a su hermana el motivo principal de este cambio y verlas felices y contentas hacen que tenga  la tranquilidad de que después de la tormenta siempre llega la calma.  

Un fuerte abrazo mamis.

Suscríbete al Boletín del Domingo

Comments

  1. 1

    says

    Hola Sonia, me imagino que un cambio así no debe ser fácil para nadie, pero siempre se aprende y todo nos hace crecer. Son experiencias que enriquecen nuestra vida.
    Con el tema de las rabietas, yo muchos consejos no te puedo dar, pero si decirte que te entiendo de sobra. Mi hijo tiene y sigue teniendo, aunque parece ser que cada vez va a menos, rabietas por prácticamente todo. Hay días que llora y ni siquiera sabe porque llora. Yo decidí que esto tenía que gestionarlo en mi estómago, y en lugar de poner todo el empeño del mundo en controlar su rabieta, lo que hice fue poner esa energía en controlar mis emociones. Me repito una y otra vez, que esa rabieta, en realidad, es buena para él y para su desarrollo. Y si alguna vez pierdo la paciencia, luego se lo explico, le digo que igual que a él le ha costado manejar lo que sentía, ” a mamá también”. A veces somos muy duras con nosotras mismas, y somos personas, que lo hacemos lo mejor que podemos, y hay situaciones que desbordan.
    Mucho ánimo, y con calma todo pasa.
    Un beso!

    • 2

      MamáTijeras says

      Hola Maribel, el tema de las rabietas no lo estoy gestionando nada bien emocionalmente. Cuanto más la intento ayudar más llora. Pero espero que pronto pase y yo aprender de ello. Un beso

    • 4

      MamáTijeras says

      Hola Isabel, pues lo estoy pasando mal porque está muy rebelde, y yo no lo estoy gestionando nada bien, a ver si pasa pronto, gracias por pasar, un beso grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *