Regala este curso por 24,99€ usando el cupón: mamatijeras

Regala este curso por 24,99€ usando el cupón: mamatijeras

Cómo superar tu miedo al parto

Mi parto fueron 3 horas de dilatación, media de expulsivo, natural y sin epidural. Nunca me imagine que hubiera tenido uno parto tan bueno y estoy convencida de que fue consecuencia de las siguientes recomendaciones que voy a hacerte.

Como superar tu miedo al parto

Para empezar, tenía miedo al parto, miedo porque el Hospital que me corresponde en comparación con el de mi pueblo natal deja mucho que desear.

Mi padre cuando estuvo y lo vio por primera vez me dijo: ” esto probablemente sería algún pabellón militar italiano, no? Estos radiadores hace por lo menos 30 años que no se fabrican” como yo ya estaba preparada para el momento, me hizo gracia que yo no fuera la única que veía esos detalles porque siempre he intentado no herir la sensibilidad del pueblo que me ha acogido.

No sólo tenía miedo porque mi hospital era viejo, con dos salas de parto ( menos mal) y sin opción a la epidural ( esa que se supone que te quita el dolor), tenía miedo a sufrir, a no poder sopórtalo ( claro yo lo comparaba con mis cólicos al riñón) a hacerlo mal, a que por mi culpa le pasará algo a mi princesa, a que no les entendiera ( es que el dialecto salentino se las trae) , a…mil cosas, pero conseguí controlar todos esos miedos y cuando llegó el momento fue sin duda uno de los más bonitos de mi vida, y no digo el mejor, porque lo mejor viene después cuando esa personita va creciendo.

Lo que a mi me ayudo y mucho fue lo siguiente:

1.-Compartir mis miedos con otras madres en tu misma situación, en mi caso, me registre en babycenter y de ahí un grupo de madres nos abrimos un grupo propio en Facebook. Fueron y son una gran apoyo.

2.-Hacer ejercicio con la pelota de pilates, se convirtió en mi mejor aliada. Estos son los ejercicios que yo hacía.

3.-Entender que era una contracción y controlar el dolor con las respiraciones. Para ir cogiendo seguridad y confianza con las respiraciones te recomiendo hacer durante el embarazo el ejercicio que explico aquí. Llegado el momento del parto el ejercicio a realizar es distinto.

Cuando empieza el dolor empiezas a coger aire por la nariz hasta que este termina y en ese momento empiezas a soltarlo por la boca suavemente. Estas son las contracciones iniciales y duran aproximadamente 1′ o 1’y medio en total, asique tranquila que no vas a estar más de un minuto respirando aire por la nariz, de todas formas el tema de las contracciones y la respiraciones para controlarlas es un tema de que hablaré más adelante. Te recomiendo que te suscribas al blog para no perderte ninguna de las nuevas entradas .

[wysija_form id=”1″]

 

4.- Aceptar que las mujeres damos a luz desde la prehistoria, que es algo innato en nosotras y estamos preparadas para ello.

Me ayudo centrar el parto como el momento en el que yo ayudaría a mi niña a nacer de la forma menos traumática posible, intentaba empatizar con ella, ponerme en su situación, y pensar quien realmente de las dos iba a sufrir más. Lo ví claro, sería ella y entonces te das cuenta de que sin haber parido ya eres madre porque te llenas de fuerza y coraje y decides que harás todo lo posible para que ella o él no sufra, dejas de pensar en tus miedos y piensas en su felicidad, su salud su bienestar.

5.-Realizar un plan de parto, donde dejas bien claro con tu matrona o ginecóloga lo que quieres y cómo lo quieres. En mi caso #elmejormaridodelmundo estuvo presente en todo momento, cuando nació la niña se fue con ella y vio como la lavaban y vestían y aunque habíamos acordado que él cortara el cordón umbilical de la emoción y del momento video se le olvido.

Resumiendo, recuerda que ese día no estarás sola tu bebé estará ayudándote tanto tanto tanto, no temas.

Suscríbete al Boletín del Domingo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *