Regala este curso por 24,99€ usando el cupón: mamatijeras

Regala este curso por 24,99€ usando el cupón: mamatijeras

Cacahuetes y embarazo: curiosidades de mi embarazo

Con esta entrada no pretendo alarmar a nadie y menos si están embarazada y  has comido cacahuetes durante el embarazo, no deja de ser una curiosidad de mi embarazo y  quizás te interese saber que mito se encuentra detrás de los cacahuetes.

Mito o no yo por prevenir no comí cacahuetes durante el embarazo.

El caso es que cuando eres primeriza tienes un montón de miedos y uno de los que me entraron a mí era el de que le pasase cualquier cosa a mi bebé.

Y lo que hice era informarme de todo e intentar evitar riesgos, quizás muy exagerada pero esta fue mi experiencia.

Aproximadamente se estima que 1% de la población es alérgica al cacahuete, al maní, y como la alergia al cacahuete es tan peligrosa decidí no comer cacahuetes en el embarazo.

¿Porqué no comí cacahuetes en el embarazo si yo no soy alérgica?

Porque el hecho de que yo no lo fuera no era excluyente para que el bebé sí lo fuese o desarrollase una sensibilidad al cacahuete en un futuro.

Lo que está claro es que si eres alérgica entonces te recomiendan no consumirlo y sino lo eres, no forma parte de una recomendación pero yo por si acaso no los tomé ni tampoco durante la fase de lactancia.

Científicamente no está nada demostrado, todo son hipótesis y teorías, os dejo el último estudio que se ha hecho: efectos de la ingesta de cacahuetes durante el embarazo o la lactancia.

Esto no deja de ser como eso de …. no cruces las piernas que sino se cruza el cordón umbilical al cuello….

Vamos que no comí cacahuetes … pero los podía haber comido tranquilamente…

Algo curioso de mi embarazo….¿y tú qué cosas curiosas te han pasado en el embarazo? ¿fuiste tan precavida como yo en la alimentación?

Follow my blog with Bloglovin

Suscríbete al Boletín del Domingo

Comments

  1. 1

    says

    Pues no recuerdo si comí cacahuetes o no porque no tuve especial cuidado en ello, como no soy alérgica no me preocupé por eso, comiera o no, ellos tampoco son alérgicos así que salió la cosa bien, jeje. Yo comí hasta jamón serrano porque me dijo la matrona que podía comer el que quisiera que no era peligroso, lo que más me costaba era tener que pasarme más la carne a mi que me gusta con sangrecilla, y el no poder beber cerveza claro (la sin alcohol ni es cerveza ni es ná, jeje), pero bueno, merece la pena el esfuerzo, jejeje. Un besito guapa.

  2. 3

    says

    Fíjate que yo tengo la teoría, tampoco es nada científica, de que el que haya tantos niños alérgicos últimamente es precisamente porque, desde hace unos años, a las embarazadas se les han prohibido comer demasiadas cosas… Yo comi de todo, incluído embutido, mariscos… y oye, mis hijos se vuelven locos por las almejas, gambas… Y mira, una cosa que yo como poco, los huevos (no porque no me gustan sino porque engordan 😉 ) resulta que a ellos alguna vez les ha sentado mal…pero oye, es una teoría cero científica!

    • 4

      MamáTijeras says

      El tema de las alegrías es complicado y la alergia al maní, al cacahuete de las mas peligrosas, tú teoría me gusta pero hoy en día nos volvemos alérgicos de la noche a la mañana, yo hace 10 años me hice un tac con contraste y no me paso nada, hace un par de meses me lo hicieron y casi entro en shock, a pesar de que en las pruebas no soy alérgica me dio una reacción alérgica al iodo… un beso guapa!

  3. 5

    says

    Pues la verdad que excepto el jamón y chorizo (que, bueno, los congelaba y luego me los comía) no tuve reparos en nada. No sabía lo del cacahuete, la verdad, aunque tampoco es que me vuelvan loca..,mjajajajajaja. Con el segundo te relajas para todo,mya lo verás. Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *